Narcóticos

Reconocerán que esta escena es del capítulo 2  de Luna Nueva.  Solo hay unas cuantas líneas diferentes.  En el primer borrador Carlisle le da a Bella medicinas para el dolor y ella reacciona inusualmente.

¿Por qué cortaron esto? Uno, mis editores pensaron que la atmósfera de la escena estaba mal (yo tiendo a hacer un chiste de todo, mis editores me meten en cintura).  Dos, creyeron que la reacción de Bella no era realista.  Lo gracioso es que basé esta escena en una experiencia de la vida real (no mía esta vez).

Stephenie Meyer

Me dejé caer en la almohada, jadeando, mi cabeza dando vueltas.  Ya no me dolía mi brazo pero no sabía si era por los analgésicos o por el beso.  Algo se llevaba mi memoria, evasivo, al borde…

“Lo siento” dijo él, que también se quedó sin respiración. “Sobrepasé la línea”.

Para mí sorpresa, yo solté una risita.  “Eres divertido” dije entre dientes  y me reí otra vez.

Él frunció el entrecejo en la oscuridad.  Se veía muy serio. Eso me ponía histérica.

Me tapé la boca para que Charlie no pudiera oír la risa.

“Bella, ¿te habían dado Percocet antes?”

“Creo que no.” Me reí, “¿por qué?”

Me miró con exasperación y no pude parar de reír.

“¿Cómo está tu brazo?”

“No puedo sentirlo.  ¿Sigue ahí?.”

Suspiró mientras yo seguía riendo. “Trata de dormir Bella.”

“No. Quiero que me beses otra vez.”

“Estás sobre-estimando mi control.”

Reí por lo bajo. ” ¿Qué te inquieta mas, mi sangre o mi cuerpo?.” Mi pregunta me hizo volver a reír.

“Es un empate”.  Me sonrío.  “Nunca te había visto dopada.  Eres muy entretenida.”

“No estoy dopada.”   Traté de contener la risa para probarlo.

“Duérmete.” Me sugirió.

Me dí cuenta de que me estaba viendo como una tonta, lo cual no era poco frecuente, pero aún así resultaba vergonzoso, así que traté de hacerle caso.  Puse mi cabeza de nuevo en su hombro y cerré los ojos.  De vez en cuando se me escapaba una risita, pero esto fue disminuyendo conforme las medicinas me llevaban a la inconciencia.

***

Me sentía horrible en la mañana.  Mi brazo me quemaba y mi cabeza dolía.  Edward dijo que era la resaca [cruda, o como le quieran llamar] y me recomendó tomar Tylenol en lugar de Percocet, antes de besar mi frente y salir por mi ventana.

No ayudó a mi perspectiva que su cara estaba suave y remota.  Tenía miedo de las conclusiones que pudiera haber tomado durante la noche mientras me veía dormir.  La ansiedad parecía incrementar el golpeteo que sentía en mi cabeza.

El texto original en inglés lo puede encontrar en el sitio de Stephenie Meyer en la siguiente liga: http://www.stepheniemeyer.com/pdf/nm_outtakes_narcotics.pdf


5 comentarios to “Narcóticos”

  1. jejejeje… que ggraciosaaa me la imaginooo…

  2. jajaja definitivamente me encanta!!! hahaha

  3. jajaja ya la veo toda droguis!!!jaja

  4. jajaja ke gracioso… no debieron sacarlo del libro!!! xDDD

  5. jajaja pobresilla no lo debieron quitar :DD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: